miércoles, octubre 22, 2014

True Detective, antología de lecturas no obligatorias. Del terror cósmico y la esperanza de la gracia.

True detective. Antología de lecturas no obligatorias by Iván de los Ríos
My rating: 4 of 5 stars

 photo ae2ea209-b3bc-47a4-bbfe-1e4ccd757888.jpg Agradecer a Errata Naturae esta selección de lecturas. Algunas ya las conocía, otras han sido un descubrimiento que agradezco, aunque contribuya a aumentar mis ya de por sí adictivas obsesiones. Chambers, por su puesto, y su Rey Amarillo, pero también y sobre todo Laird Barron. Dificilmente olvidaré el relato recogido por los coordinadores de esta edición.
Alabar también las abrumadoras e intensas introducciones de Ivan de los Ríos, que me ha devuelto a la realidad de mis neuronas desgastadas. Pero no me he entregado sin luchar.

En resumen, muy recomendable incluso para los que no hayan visto la serie. Pero, por favor, vedla.

View all my reviews

domingo, octubre 19, 2014

American Horror Story: Freak Show.- Una idea duradera, el terror de la sonrisa perpetua.




No he leído la novela de Victor Hugo "El hombre que ríe". Pero sí leí, cuando era un cría, en una enciclopedia de cine, una reseña de la película dirigida en 1928 por Paul Leni basada ella y me pareció una historia tan espantosa y triste, tan injusta, que ya no me atreví ni a verla ni leerla. Entonces. Algo de monstruoso o deforme entrevemos y tememos en nosotros en la adolescencia, es cierto. Después supe que en la imagen del actor que interpreta a Gwynplaine se inspiraron  los primeros dibujantes del Joker, el supervillano de Batman. La sonrisa tallada en la carne, una sonrisa permanente y necesariamente falsa, es una imagen poderosa e inquietante. Nos recuerda la calavera bajo la piel y la ausencia de felicidad en los ojos, la hace incongruente, peligrosa, horrible e inmensamente triste. 
¿Había leído o visto el asesino de Elisabeth Short, la Dalia Negra, el Hombre que ríe? El hecho es que no tuvo suficiente con todas las demás mutilaciones con las que la destrozó, sino que aún tuvo que desfigurar su preciosa cara con una sonrisa perpetua. De hecho, su historia ya fue utilizada en la primera temporada de American Horror Story. (SPOILER) La propia Elisabeth encuentra la muerte en la Casa Asesina y se nos da una explicación, incluso dulce, para la deformidad practicada en su rostro. 
Ahora, en la cuarta temporada, tenemos a Twysty, el payaso más espeluznante que yo haya visto. Aún no conocemos su historia, pero promete ser tan terrible como la Gwynplaine, el Hombre que ríe. Salvo que éste no causó ningún mal. Fue una victima y no un verdugo. Sólo la muy real Elisabeth Short puede tener algo que ver con el personaje imaginado por Victor Hugo.

viernes, septiembre 12, 2014

#DavidFosterWallace

"Hay una especie de ¡Ajá! Al menos durante un instante alguien siente por algo o ve algo lo mismo o igual que yo. Eso no sucede todo el tiempo. Son destellos o llamaradas breves, pero yo los experimento a veces. Y no me siento solo, intelectual, emocional y espiritualmente. En la ficción y en la poesía me siento humano y acompañado y como en medio de una conversación profunda y significativa con otra consciencia de un modo que no experimento con otro tipo de arte" pag 92, "Conversaciones con David Foster Wallace", editorial Pálido Fuego.

jueves, agosto 28, 2014

Serendipias: Loki y el "Lucifer" de Mike Carey (2). Alguna nota más.

Entrada del "Diccionario de Iconografía" de Federico Revilla, pag. 230
LOKI. dios germánico que, por un fenómeno de deslizamiento, mudó su condición primigenia más bien benéfica, por la artería, maldad y agresividad. (..) Es dios del fuego destructor. Su negatividad moral contrasta con su belleza física (probablemente, resíduo de la concepción anterior) Loki destaca también por su inteligencia, dedicada a urdir trampas y peligros. Algunos autores han señalados sus coincidencias con Lucifer.
¿Cómo has caído desde el cielo, brillante estrella, hijo de la aurora? ¿Cómo has sido derribado a tierra tú, el vencedor de las naciones?
Isaías, 14, 12.

miércoles, agosto 27, 2014

Serendipias: Loki y Sigyn en "Lucifer" de Mike Carey y alguna otra nota.


A finales de julio escribí una pequeña reseña sobre Sigyn, la esposa de Loki. Ahora, leyendo el volumen 4 de la edición de lujo de Lucifer, que me venía reservando, descubro bajo el magnífico dibujo de Peter Gross y Ryan Kelly como Estrella de la Mañana atraviesa el mundo de los elfos oscuros para llegar al lugar donde Loki de los Jötun sufre su castigo. La imagen harapienta, demacrada y famélica de una Sigyn dedicada a evitar el dolor del esposo es de lo más impactante, sobre todo después de ver las idealizadas interpretaciones de finales del XIX y principios del XX sobre este mito. Me molesta cierto machismo en el trato de Lucifer hacia esta mujer y me encanta el sentido del humor y del negocio que todavía conserva Loki. 
Es extraña mi adicción con esta cabecera, teniendo en cuenta la antipatía que siento por su protagonista. Mérito de Carey y Gaiman que encarne tan bien el pecado que representa: la soberbia. Lucifer se ve a sí mismo como la encarnación de la libertad individual llevada al extremo. Soberbia, narcisismo y puro servicio a la propia voluntad sin importar los "daños colaterales". El gran embaucador, que a escala humana, sería un peligroso psicópata.
Dicen que el mejor truco del diablo es haber conseguido hacernos creer que no existe. Pero no. Lo vemos cada día.