domingo, noviembre 30, 2014

John Constantine: la indomable resistencia de un personaje

Indomable, sí, pese a los reduccionismos y sobreutilización de su presencia a que nos somete el NUDC, su carisma sobrevive. Y hay que tener aguante. ¿Cuántas estúpidas entradas en las que se abusa del sustantivo "bastardo" tendremos que soportar, p.e? Pero él es un tipo bregado. El carácter creado por Alan Moore y trabajado durante décadas por los varios guionistas en Hellblazer tiene demasiada fuerza para sucumbir. Incluso los lectores que lo han conocido por la Liga de la Justicia Oscura -ya pasó con la peli-, a pesar de no ver más que la versión estereotipada y simplificada hasta casi lo pueril del personaje han quedado prendados y han necesitado acudir a la fuente. Y, después, ya no hay vuelta atrás. Que se lo digan a los productores de la serie Constantine de la NBC. Invierten un montón en publicidad en las redes, filtran el piloto y demás, para después mostrarnos una versión de Sobrenatural con acento británico y condenarla a la noche de los viernes. La serie ha estado a punto de morir nada más nacer. Pero los guionistas y el elenco se han ido arriesgando capítulo a capítulo acercándose cada vez más al espíritu original de Hellblazer y Vértigo, y de ahí  la conmovedora y un pelín absurda campaña #SaveConstantine para demostrar de nuevo el atractivo indudable del querido John. La serie ha ido ganando en profundidad y seriedad. Sí, con muchas libertades, pero con bastante fidelidad si no a la letra sí al espíritu del John Constantine que amamos y añoramos todos. Sin quitarle mérito al Matt Ryan, que lo borda. Ójala DC aprenda. Tras el paso inaugural de Peter Milligan-quien sí sabía con quién trataba- por la Liga de la Justicia Oscura, sólo he visto un John de cartón piedra, de rasgos simples y a ratos bochornosos como en los nºs 0 ó 31. En cuanto a Constantine, el cómic, tendría mejor pase, salvo porque cada dos por tres hay que meterlo con calzador en el evento DC de turno. La tan cuestionada película de Francis Lawrence le da cien patadas al NUDC, versión oscura. John Constantine es más fuerte que el estereotipo de sí mismo que nos quieren vender. 

lunes, octubre 27, 2014

Constantine/Supernatural - Survive



Por cierto, que el método del baño de agua bendita lo copió John Winchester en el penúltimo de la segunda temporada. La peli y la serie se estrenaron en el 2005, pero el capítulo en cuestión ya se emitió en el 2006. Mucha gente se sintió disgustado por la interpretación de Keanu Reeves como Constatine. Pero, moreno o no, con o sin gabardina, a mí me parece que clavó la parte más torturada del personaje.

miércoles, octubre 22, 2014

True Detective, antología de lecturas no obligatorias. Del terror cósmico y la esperanza de la gracia.

True detective. Antología de lecturas no obligatorias by Iván de los Ríos
My rating: 4 of 5 stars

 photo ae2ea209-b3bc-47a4-bbfe-1e4ccd757888.jpg Agradecer a Errata Naturae esta selección de lecturas. Algunas ya las conocía, otras han sido un descubrimiento que agradezco, aunque contribuya a aumentar mis ya de por sí adictivas obsesiones. Chambers, por su puesto, y su Rey Amarillo, pero también y sobre todo Laird Barron. Dificilmente olvidaré el relato recogido por los coordinadores de esta edición.
Alabar también las abrumadoras e intensas introducciones de Ivan de los Ríos, que me ha devuelto a la realidad de mis neuronas desgastadas. Pero no me he entregado sin luchar.

En resumen, muy recomendable incluso para los que no hayan visto la serie. Pero, por favor, vedla.

View all my reviews

domingo, octubre 19, 2014

American Horror Story: Freak Show.- Una idea duradera, el terror de la sonrisa perpetua.




No he leído la novela de Victor Hugo "El hombre que ríe". Pero sí leí, cuando era un cría, en una enciclopedia de cine, una reseña de la película dirigida en 1928 por Paul Leni basada ella y me pareció una historia tan espantosa y triste, tan injusta, que ya no me atreví ni a verla ni leerla. Entonces. Algo de monstruoso o deforme entrevemos y tememos en nosotros en la adolescencia, es cierto. Después supe que en la imagen del actor que interpreta a Gwynplaine se inspiraron  los primeros dibujantes del Joker, el supervillano de Batman. La sonrisa tallada en la carne, una sonrisa permanente y necesariamente falsa, es una imagen poderosa e inquietante. Nos recuerda la calavera bajo la piel y la ausencia de felicidad en los ojos, la hace incongruente, peligrosa, horrible e inmensamente triste. 
¿Había leído o visto el asesino de Elisabeth Short, la Dalia Negra, el Hombre que ríe? El hecho es que no tuvo suficiente con todas las demás mutilaciones con las que la destrozó, sino que aún tuvo que desfigurar su preciosa cara con una sonrisa perpetua. De hecho, su historia ya fue utilizada en la primera temporada de American Horror Story. (SPOILER) La propia Elisabeth encuentra la muerte en la Casa Asesina y se nos da una explicación, incluso dulce, para la deformidad practicada en su rostro. 
Ahora, en la cuarta temporada, tenemos a Twysty, el payaso más espeluznante que yo haya visto. Aún no conocemos su historia, pero promete ser tan terrible como la Gwynplaine, el Hombre que ríe. Salvo que éste no causó ningún mal. Fue una victima y no un verdugo. Sólo la muy real Elisabeth Short puede tener algo que ver con el personaje imaginado por Victor Hugo.